Inicio Actividades Rodadas Facebook Newsletter
Tecnica de Frenado

En MTB Cancún & Riviera Maya, hemos visto como algunos ciclistas han tenido problemas con sus frenos, y acaban dando vueltas de campana por accionar demasiado el freno o simplemente no frenan lo necesario y se salen del camino por la inercia, es por eso que les presentamos a continuación los consejos sobre la técnica del frenado en la bicicleta de montaña.

El freno delantero es responsable en gran parte de la frenada total, la mejor técnica para usarlo es no aplicar toda la fuerza, lo que provocaría el bloqueo de la rueda lo que provocaría que pierdas el control de la bici. Un percance común entre ciclistas que han pasado de un sistema deficiente de frenos a uno potente, son las vueltas de campana (como muestra la imagen izquierda), aplican la misma fuerza que tenían en sus frenos anteriores con la consiguiente caída.


La posición de las palancas debe ser cómoda. Estas no deben estar paralelas al suelo ya que asumes con tu muñeca una posición que no es muy cómoda. Lo correcto es que la palanca siga la línea del brazo cuando estás sentado sobre tu vehículo ya que tus muñecas seguirán la posición natural de tus brazos.

La técnica para frenar correctamente es la siguiente: siempre anticipar la frenada, nunca esperes hasta el último momento, siempre utiliza los dos frenos, desplaza el cuerpo hacia atrás del asiento (como se muestra en la imagen derecha e inferior), para compensar la dinámica del movimiento, siempre recuerda que la maneta de freno del lado derecho corresponde al freno trasero y la maneta del lado izquierdo corresponde al freno delantero.


Cuidado con el freno delantero, este freno es el que en realidad detiene, entonces hay que ser más precavido al accionarlo, por que de pasar a ser tu aliado a la hora de frenar, puede convertirse en tu verdugo, sigue las instrucciones anteriores de técnica, pero siempre recuerda que debes tener cuidado extra al accionar el delantero.

Consejos: También es importante habituarse a la utilización de los frenos dosificando la potencia de la mano al aplicarlos.


• Cuando comienzas en la bici de montaña y estas en veredas que requieren de mucha técnica, conviene mantener una velocidad no demasiado elevada, que podría conllevar riesgos en caso de frenazos repentinos o desviaciones no deseadas. Pero tampoco se debe ir demasiado despacio, para no incrementar las molestias provocadas por los accidentes del terreno, fatigando inútilmente manos y dedos.
• Hay que acostumbrarse a no empuñar las palancas de los frenos con todos los dedos. Para las frenadas suaves, es suficiente con el medio y el anular, mientras que los restantes dedos sujetan las empuñaduras del manillar para poder guiar con seguridad la bicicleta.
• La velocidad debe ser proporcional a las dificultades del tramo que se recorre. Se acelera en llano y se desacelera en las cercanías de los tramos en pendiente o accidentados.