Inicio Actividades Rodadas Facebook Newsletter
Consejos para Lluvia

SIENTATE
Manteniendo la tracción en tu llanta trasera al tener más peso corporal en ella, esto es importantísimo.


PEDALEA CON CADENCIA
Concéntrate en mantener el pedaleo con una fuerza de presión uniforme durante todo el giro de tus palancas de transmisión, esto evita la falta de tracción.


UNA VELOCIDAD SUAVE
Da un mayor potencial de tomar impulso para atravesar esa pequeña superficie mojada, pero en ocasiones, una velocidad un poco más dura te ayuda a mejorar la adherencia de la llanta en estas condiciones sin llegar a derrapar, usa las dos maneras y ve aprendiendo cuando usar cada una y en que situación.

MÁS DIFICIL
En terrenos lodosos el gasto energético corporal es 17 veces más rápido que en condiciones normales, por lo tanto haz lo posible por ahorrar tu energía.


NO RODEES LOS CHARCOS
El peor error que se comete es tratar de rodear los charcos cuando conoces el terreno y sabes que son seguros de atravesar, se es más propenso a caer cuando se intenta rodearlos ya que para esto hay que pasar por los lados, los cuales generalmente son formaciones inestables que pueden desprenderse con el peso del ciclista, como decíamos antes, lo mejor es atravesar esos charcos por el centro por ser el punto más compactado y seguro de rodar.

BAJA LA PRESION DEL AIRE A TUS LLANTAS
Si el camino tiene rocas y raíces es seguro que estarán resbalosas, baja la presión de aire de tus llantas a un 30 a 35 PSI en los ciclistas de peso promedio, pero ten cuidado de no hacer saltos o pasar por caminos muy irregulares con rapidez y abruptamente; también es aconsejable cambiar tus llantas habituales por unas de compuesto más blando, estas te darán un agarre superior en estas condiciones.


CAMARA DE REPUESTO
En general una cámara de repuesto sirve casi todo el año, pero en tiempo de lluvias es mejor llevar dos cámaras de repuesto, ya que las ponchaduras se presentan con más frecuencia y el parchar la cámara será más difícil que en condiciones normales.

CHARCOS
Llenos de pequeñas rocas o grava en el fondo, si las rocas son grandes y puedes ver el fondo con claridad, crúzalo tratando de no tocar las grandes, si no lo puedes ver, mejor camina.


CONTROLA TU ACELERACION

Cuando cruces una piedra o raíz resbalosa mantén una aceleración moderada dando presión suave al pedalear, después de atravesarlas, vuelve a tu pedaleo normal.

Tomado de Reyex Groups MSN