Hidratación: ¿Cada cuánto hay que tomar agua?

FacebookTwitterGoogle+Compartir

hidrataciónPequeñas cantidades frecuentemente, o más espaciadas y en mayor cantidad…, ¿qué es más recomendable cuando vamos en bici?

La frecuencia recomendada para beber en la bici es algo realmente variable. Los dos factores que debemos tener en cuenta a la hora de planificar lo que vamos a beber en una ruta son: la temperatura y la humedad que haga ese día y la duración de la ruta. Como es lógico, cuanto más calor y humedad haga mayores serán las necesidades de hidratación puesto que el organismo estará perdiendo más agua. La duración de la marcha también influye en el sentido de que cuanto más larga sea, más tiempo vamos a tener para deshidratarnos, y por lo tanto, que empiece a disminuir nuestro rendimiento.

Una vez comentadas estas variables podemos responder a la pregunta en la siguiente dirección: cuanto más tengas que beber, con más frecuencia deberás hacerlo, ya que lo “incómodo” será beber mucha cantidad de golpe. En situaciones muy exigentes lo ideal sería beber cada 10-15 minutos, mientras que en situaciones más favorables (poco calor y rutas cortas) puede ser suficiente con beber cada 20-30 minutos. Contrariamente a lo que se ha difundido en los últimos años, existe una tendencia actual según la cual no se invita al ciclista a beber tanto como antes. La recomendación solía ser que se debe beber cada 15-20 minutos aunque no se tenga sed. Sin embargo, se ha visto que un exceso de hidratación también puede ser perjudicial, y por lo tanto, la recomendación general es que se beba en función de lo que el organismo demande. Una forma interesante de valorar el grado de deshidratación es pesarse antes y después de las rutas, puesto que los kilos que perdamos serán básicamente agua que hemos perdido. Igualmente, el color de la orina después de la ruta también nos da una orientación de nuestros niveles de hidratación, siendo más oscura cuanto más deshidratados estemos.

Deja un comentario

comentarios

You may also like...